Vivir para ver, decía mi abuela ‘Mariquita’

El edificio del Ayuntamiento de Torrevieja.

El edificio del Ayuntamiento de Torrevieja.

Aunque el diario La Verdad no ha dicho su nombre, en Información Vega Baja​ leo que de nuevo la ‘prota’ del asunto, o sea del uso irregular de un coche oficial en Torrevieja, es la concejal pentapartita África Celdrán, que se hizo célebre hace pocas semanas por la adjudicación también presuntamente irregular de un contrato… que debería someterse a concurso.
La de dimisiones, investigaciones, detenciones y hasta cabezas políticas que por cosas como esta, algunas más pequeñas y otras mucho más gordas, ha pedido su jefe y alcalde salinero en el último cuarto de siglo en Torrevieja.
Es más, por no pedir, no pide ni explicaciones, dado que ahora estas cosas se solventan con el apelativo de “resbalones”, asuntos que en otro tiempo eran la esencia misma de la corrupción encarnada en personas con nombre y apellidos.

Vivir para ver, decía mi abuela ‘Mariquita’.

Anuncios