La secuela de un fracaso

Antonio Montiel, Ximo Puig y Mónica Oltra. /Captura diario El Mundo

Antonio Montiel, Ximo Puig y Mónica Oltra. /Captura diario El Mundo

Pedro Mancebo, Antonia Moreno y Monserrate Guillén./Foto Información

Pedro Mancebo, Antonia Moreno y Monserrate Guillén./Foto Información

Veo la imagen tomada en Valencia con Ximo Puig, Mónica Oltra y Antonio Montiel al pie de la escalera y me asalta un ataque de estrabismo que me pone los ojos mirando al sur, a Orihuela, para ver casi la misma foto. Los mismos perros con distintos collares, que diría el refranero. Esta película ya la he visto antes, me digo incrédulo una y otra vez. Leo lo que escriben todos mis compañeros en distintos medios de comunicación y confirmo que se está reponiendo aquel fiasco de hace cuatro años en Orihuela, pero ahora en Valencia.

Los líderes del tripartito que más diputados suman han calcado hasta ahora todo lo ocurrido en la capital de la Vega Baja en el 2011, lo que demuestra una vez más que este drama en tres actos solo se vio en la vieja Orcelis, aunque ahora se vaya a escenificar a escala regional. Nadie ha aprendido nada, temo… Y lo lamento

Los gestos de todos ellos, las caras, lo forzado de la pose, la tensión evidente, la risas falsas que aprietan los dientes, las manos flojas de Oltra y Puig, la pugna mediática por ver quién será el/la presidenta de la Generalitat… Todo conduce a afirmar que este tripartito en ciernes no es sino una secuela de aquel que otro que Orihuela y los oriolanos han ‘disfrutado’ durante la última legislatura.

Dicen los protagonistas -todos, porque en este lance nadie se ve como secundario-, que solo se han visto las caras para poner sobre la mesa los nombres de la comisión negociadora del pacto; aseguran también que han quedado para hablar de programa y de aquellas cosas sobre las que sintonizan; y dicen ahora que no tocaba debatir quién iba a dirigir la película. Vamos, que han intentado convencernos de que lo único importante es el guión, el decorado, el maquillaje, el vestuario o los cámaras y el sonido… Y yo casi me quedo ‘encanao’ del nudo que se me ha hecho en la garganta en la cuarta carcajada.

No es posible ser más cínico, ni es fácil encontrarse a tantos cínicos juntos, en el mismo sitio y a la misma hora, salvo que hayan quedado para verse. Y eso es lo que había ocurrido en la Universidad de Valencia. Que habían quedado.

Resulta que al salir del calor de las enaguas de la mesa camilla se ponen delante de las cámaras de televisión y le dicen a varios millones de valencianos que esto que hacen y que lleva camino de pasar de largometraje a sainete, no han hablado de quiénes serán los protagonistas, ni mucho menos de quién será el director de la obra. Pues si esto es cierto, he de decir que estamos ante una pandilla de irresponsables y me atrevería a decir que también de mentirosos. Llevan una semana lanzándose puyazos. No lo digo yo, lo dicen las crónicas del diario Levante, por ejemplo, que no es sospechoso de ser de derechas ni de querer dinamitar el pacto.

Y muy parecido a esto era lo que pasaba en Orihuela; que el contenido de las conversaciones era más un asunto de barra de bar que otra cosa y se generalizaron todo tipo de especulaciones. Y empezaron a subirse de tono los dos gallitos del corral, esos que tenían más votos (Antonia Moreno por el PSOE y Pedro Mancebo por el CLR/Claro). Y empezaron a recibir halagos por la calle. Y empezaron a creerse ambos que la tenían más larga que el rival. Y se vinieron arriba. Y acabaron dándose garrotazos hasta el minuto antes de la investidura del alcalde de Orihuela; descansaron para la votación y retomaron la pelea al minuto siguiente, y sigue sin terminar. Y el ego de ambos devoró la espera -durante 25 años seguidos- de miles de oriolanos que no le dieron la mayoría absoluta al PP en las urnas. Al final, aquel 11 de junio en Orihuela, Mancebo y Moreno, decidieron quedarse tuertos para poner un alcalde de Los Verdes, Monserrate Guillén, y dejar ciego el futuro del municipio, más pendiente de las ‘puñalás traperas’ entre ellos que del gobierno eficaz de un cambio histórico.

Los integrantes de los tres partidos oriolanos y sus líderes, tenían la capacidad suficiente para sacar adelante el gobierno del municipio, pero desde el primer día se enzarzaron en la tarea de vengarse por no haber recibido el apoyo de contrario en la investidura. Desde entonces, Mancebo inició incluso una cacería dentro de sus propias filas, y Antonia Moreno no superó la frustración de no poder dirigir al elenco. Dos años después de estos ensayos, Moreno había dimitido, harta de los suyos y de los otros; y Mancebo había liderado el suicidio colectivo de su partido respaldando al PP plagado de imputados e imputadas en una moción de censura infumable, irresponsable e insensata como bien sabe para sus adentros aunque no lo diga públicamente.

En Valencia tiene pinta el tema de que hasta Montiel podría ser el presidente, visto el egoismo que demuestran los otros. Sería legítimo, por supuesto, pero ya le digo yo a usted que si esto ocurriera, la política autonómica caerá en una espiral autodestructiva de la que no saldrá en toda la legislatura; y sus protagonistas en una sima de la que no saldrán en otros 20 años.

Lástima de lecciones que nos da la vida y que no aprendemos ni estando cuatro años sentados en el pupitre o en el rincón de pensar. Tal vez el tiempo me quite la razón que creo tener en este momento, pero el estreno de entonces me recuerda a su secuela.

Por cierto, que Ximo Puig ya aclara que se puede hablar de todo porque la Presidencia de la Generalitat «es innegociable», tal y como ya ocurrió con la Alcaldía de Orihuela hace cuatro años. Al final habrá acuerdo porque se lo deben a los que les han votado, pero la guerra seguirá desde los puestos de gobierno.

El que no lo vea será porque se quedó ciego entonces.

Y el que lo vea ahora que levante la mano.

 

13 lecciones del ISOJ de Austin para innovar hoy en periodismo

Una buena visión de hacia dónde se dirige el periodismo digital y cómo basculan las audiencias, los mercados y las costumbres de los lectores.

#nohacefaltapapel

Reformatting the business model: Native advertising, crowdsourci

EDUARDO SUÁREZ / MARÍA RAMÍREZ

«Todos los caminos llevan a Austin», decía Jorge Luis Borges, que dio clase en los años 60 en la Universidad de Texas de esta ciudad. Aquí se desarrolla el simposio de periodismo digital (ISOJ), que organiza desde hace 16 años por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas, fundado y dirigido por el maestro Rosental Alves, que reúne cada primavera a la vanguardia del periodismo mundial. Aquí nació en 2014 este blog. Éstas son las lecciones que hemos sacado este año del encuentro. Son especialmente útiles para la prensa fuera de Estados Unidos. Susan Glasser, la directora de ‘Politico’, asegura que ha abierto una edición en Bruselas para aprovechar que el periodismo europeo lleva «varios años» de retraso. A correr.

1. Publica en todas partes.

El mantra del simposio de 2014 fue que la ‘home’ había muerto: cada vez menos usuarios llegaban…

Ver la entrada original 2.974 palabras más

Son casi iguales, pero ¿acabarán siendo iguales?

PARECIDOS RAZONABLES

PARECIDOS RAZONABLES. Las similitudes entre el logo de OPC, el Partido de Pepa Ferrando y la otra OPC, la Oficina de Promoción Comercial que presentó Mónica Lorente en 2010.

Si una imagen vale más que mil palabras, imagínese querido lector, haga la cuenta y calcule cuanto valen dos imágenes, pero no se preocupe querido vecino de Orihuela, que no le costarán nada porque igual están las dos pagadas ya. Veamos:

Ayer, la expresidenta del PP oriolano, Pepa Ferrando, presentó el que es su nuevo proyecto político; bajo el paraguas de una marca blanca -por decirlo así- Foro Democrático, desveló la concejal adscrita aún de manera incomprensible al grupo del PP, que la formación OCP (Orihuela+Pedanías+Costa) concurrirá a las municipales del 24 de mayo. Hasta ahí bien, incluso correcto diría yo, al margen de que crea que la venganza no es una buena motivación para mirar adelante sino todo lo contrario, porque con esa premisa te mantienes con los ojos clavados en el retrovisor, pendiente de lo que hacen aquellos que crees que te fastidiaron, con el objetivo de devolvérsela multiplicada, y acabas pegándotela en la siguiente curva.

En esas andaba yo, decía, cuando de pronto empezaron a arder los canales por los que uno recibe información.
¿Reconoces la foto?, decían unos.
¿Te suena el logotipo?, preguntaban otros
¿De verdad crees que no lo has visto antes?, interrogaban otras
Pero chico, ¿no caes?, me dijo otro amigo que se dedica a esto de la comunicación.

Y yo bloqueado oye, mientras nos echábamos unas risas en la tertulia de Onda Cero Vega Baja con cargo a amplia y democrática visión de los pactos postelectorales que ayer, por primera vez en su vida política, demostró Ferrando; hasta la grabaron diciendo que está dispuesta a llegar a un acuerdo con el PSOE, y con el PP aunque haya considerado «impuesto», «marioneta de Alicante» o «ilegítimo» al candidato Bascuñana. Solo le faltó decir que pactaría con el diablo, si bien tiene uno la impresión de que con éste último viene pactada ya. Incluso criticó abiertamente al CLR, ese con el que llegó otro acuerdo para firmar una moción de censura; la misma moción que antes intentó con Bob Houliston y alguna más que no recordaré hoy.

En fin, resumiendo, que Pepa Ferrando se puso ayer ante las cámaras y periodistas para hacer un pavoroso alarde de coherencia política, para mostrar sus criterios inamovibles, sus firmes convicciones y una voluntad de hierro que la llevará a convertirse en el referente ético de la vieja Orcelis. Y mientras todo eso decía el pobre Pepe Ruiz, director del programa Vega Baja en la Onda, se afanaba por recogernos del suelo a varios contertulios que nos habíamos caído, unos de la risa y otros de la carcajada, conforme escuchábamos sus declaraciones.

Bueno, a lo que iba. Mire usted querido amigo las dos fotos con atención y si no encuentra un parecido razonable entre los logos, incluso diría yo que sospechoso, me lo reprocha usted cuando me vea por la calle, que no le será difícil. Son más que evidentes las similitudes entre los logotipos del nuevo sueño político de Pepa Ferrando con el que hace cinco años (2010) presentó su jefa y mentora Mónica Lorente, siendo alcaldesa y referido a la Oficina de Promoción Comercial, de la que por cierto solo se supo algo ese día. Y nunca más. Ni se promocionó el comercio local ni la susodicha oficina.

Pero bueno, no todo el trabajo de entonces está perdido, el logo al menos con un ‘restiling’ que se dice ahora, se ha podido recuperar para otra nueva y noble causa. Hasta los tipos de letra con casi idénticos. Si a este recauchutado se le añade una buena mano de pintura al fondo, otra buena mano de pintura por delante, un grupo de periodistas con cámaras y grabadoras enfrente y una mesa de oficina para darle ese punto de profesionalidad que necesita el asunto, y si todo eso se adorna con una concienzuda sesión de peluquería de la candidata para dar lustre a la fiesta electoral, ya tenemos un partido político fiable, creíble, generador de opinión y carismático.

Con lo fácil que era y yo por ahí tirado y haciendo el imbécil tratando de formar, explicar,, convencer y concienciar a políticos y empresarios de la importancia de la marca personal y política, del discurso, de la organización, de la empatía, de mantener la coherencia, de la promoción y cuidado de las Redes Sociales. Lo que son las cosas y yo volviéndome loco estudiando la mejor manera de construir líderes. Cinco años de carrera en la Universidad Complutense y 20 años de profesión haciendo periódicos, investigando la política y la comunicación; cuatro lustros de oficio me han borrado las huellas dactilares de tanto darle a la tecla hasta el punto que firmo mi DNI mordiéndolo para ser reconocido por la dentadura y resulta que para hacer política encanbezar un proyecto solo hace falta unas buenas ganas vendetta, un mal logo, ningún argumento político (al menos eso se vió ayer), poca coherencia, mala memoria y mucha laca en el moño. Y a correr. Luego hay quien se queja de Pablo Iglesias y Podemos, pero yo digo que para pelazo el suyo.

He dicho casi al principio que las fotos de OPC son casi idénticas, pero no idénticas. Para ser igualitas del todo solo haría falta que Mónica Lorente -con la que yo tengo una deuda personal y familiar de gratitud- se sentara en una silla junto a Pepa Ferrando en ese nuevo escenario. Ese gesto convertiría a las fotos en gemelas exactas… y a ellas también. Pese a todo, debo confesar que pienso seguir con atención este fenómeno que, de manera casi increíble, tendrá una representación proporcional en votos el 24M.

Nos decía mi abuelo Juan ‘El Guirre’ de Moratalla que «lo que más me molesta de morirme es no veros» y ahora entiendo el significado de esa frase tan simple porque a mí, lo que más me jode de morirme es no estar siempre ‘Aquí Aponaíco’ para poder ver estas cosas y poderlas contar con un vaso de agua para el susto entre una carcajada y la siguiente.

Si no lo veo, no lo creo. Y yo que lo he visto, me resisto a creerlo

Aquí por lo bajini

En caliente con Paco01Que la oriolana Pepa Ferrando se siente en el despacho del PP, pese a estar expulsada del PP -aunque sigue como siendo concejal del grupo municipal del PP-, y que desde ese púlpito se dedique a poner de vuelta y media tanto al PP como a su candidato a las municipales de mayo, es impresionante. Y en el mismo viaje carga las alforjas y anuncia que la semana que viene presenta un nuevo partido, que intentará levantarle todos los votos que pueda al PP. Y todo eso pasa en el Palacio del Marqués de Arneva sin que nadie eche a correr como un loco hasta voltearse en el pantano de la Pedrera.

Lo cierto es que a mí no se me habría ocurrido pedirle al director general de mi periódico que me dejara una página para escribir un artículo de opinión contra dicho diario y que, además, lo publicara; y aprovecho de paso el espacio y la difusión para poner a caldo a sus actuales dirigentes y ya puestos, meto en el saco a los venideros.

Que tiene tela el asunto, sobre todo cuando yo, que no soy sospechoso de ser del PP, me da vergüenza ajena.

Ya contaré otro día cómo creo yo que las últimas hordas del ‘zaplanismo’ se han limpiado a Ciudadanos en Orihuela para hacerle un hueco al misterioso partido de Pepa Ferrando. (pincha en la imagen para ver el vídeo)

El líder del PSPV, Ximo Puig, el primero en ‘contar mentiras’ con su foto del cartel electoral

Ximo Puig adolescenteximo puigNada, que no aprenden. El primero en presentar la foto del cartel electoral, según publica hoy Información de Alicante, ha sido el líder de los socialistas valencianos, Ximo Puig. La imagen (a la izquierda), que es cualquier cosa menos una instantánea, muestra a un Puig con rasgos adolescentes. Le han puesto otras gafas de estas que son casi invisibles y el cutis del candidato no lo han tenido tan suave ni mis hijos al nacer. Creo que le han hecho las cejas, las orejas, la manicura y hasta la pedicura. ¡Qué disparate!

Continuar leyendo

Al final se habló de líneas rojas que han puesto ‘los azules’, ya que ‘los rojos’, ni líneas ni rojas

Y por ahí andábamos cuando apareció en escena el candidato socialista a presidir la Generalitat, Ximo Puig, para decirnos que ningún imputado en presuntos casos de corrupción estará en las candidaturas del PSPV. Incluso se vino arriba y llegó a decir que aunque esos candidatos «sospechosos» hayan sido ratificados por las asambleas locales serían «fulminados». Ya veremos si al final el calentón que tuvo en la sede de la calle Hospital no se lo tiene que tragar hirviendo y abrasarse la garganta.

ximo puix

El alcalde de Los Montesinos: tras 25 años de sillón no se va ni con aceite hirviendo.

La perversión de la política, es más que visible en el caso del pueblo alicantino de Los Montesinos, en pleno corazón de la Vega Baja. Su alcalde, el socialista José Manuel Butrón que lleva la friolera de un cuarto de siglo en el cargo, está ahora imputado por diversos casos de presunta corrupción. Seguramente sea cierto lo que dice Ana Belén Juárez y nunca haya metido la mano en la caja, pero no se puede estar en política bajo sospecha. En todo caso, y como dijo Paco Culiáñez, si tras 25 años de sucesivos gobiernos no ha culminado su proyecto político debería marcharse por incapaz. (pincha aquí o en la imagen).

Chuito y Butrón

 

Pactos postelectorales, hipocresía, campañas del miedo… Y todos ganadores

Durante el programa En Caliente, la semana pasada en Canal Vega Televisión hablamos de los presumibles pactos que los grandes partidos niegan, pero Paco Culiáñez y yo también abordamos la inutilidad de los mensajes del miedo y de la gran campaña mediática que el PP nacional le ha regalado a Podemos, para contribuir a su espectacular crecimiento durante el último año y medio. Rechina la hipocresía y la ligereza con la que los grandes líderes hablan de los ‘no pactos’ pese a que, en muchos casos, ya se están negociando las condiciones en las que se producirán los mismos. (Pincha aquí o en la imagen)

chuito y paco culiáñez

Tengo este partido y si no, tengo otro; y quién sabe si también tiene otros principios

Si quieres conocer la definición exacta de ‘vivir en la contradicción’ solo tienes que pinchar sobre la imagen y verás cómo es verdad que vale más que mil palabras. Y mira que si hay algo en este mundo que a mí me gusta es precisamente las palabras, si bien aquí sobran.

Pepa Ferrando anuncia partido nuevo