Si no lo veo, no lo creo. Y yo que lo he visto, me resisto a creerlo

Aquí por lo bajini

En caliente con Paco01Que la oriolana Pepa Ferrando se siente en el despacho del PP, pese a estar expulsada del PP -aunque sigue como siendo concejal del grupo municipal del PP-, y que desde ese púlpito se dedique a poner de vuelta y media tanto al PP como a su candidato a las municipales de mayo, es impresionante. Y en el mismo viaje carga las alforjas y anuncia que la semana que viene presenta un nuevo partido, que intentará levantarle todos los votos que pueda al PP. Y todo eso pasa en el Palacio del Marqués de Arneva sin que nadie eche a correr como un loco hasta voltearse en el pantano de la Pedrera.

Lo cierto es que a mí no se me habría ocurrido pedirle al director general de mi periódico que me dejara una página para escribir un artículo de opinión contra dicho diario y que, además, lo publicara; y aprovecho de paso el espacio y la difusión para poner a caldo a sus actuales dirigentes y ya puestos, meto en el saco a los venideros.

Que tiene tela el asunto, sobre todo cuando yo, que no soy sospechoso de ser del PP, me da vergüenza ajena.

Ya contaré otro día cómo creo yo que las últimas hordas del ‘zaplanismo’ se han limpiado a Ciudadanos en Orihuela para hacerle un hueco al misterioso partido de Pepa Ferrando. (pincha en la imagen para ver el vídeo)

Al final se habló de líneas rojas que han puesto ‘los azules’, ya que ‘los rojos’, ni líneas ni rojas

Y por ahí andábamos cuando apareció en escena el candidato socialista a presidir la Generalitat, Ximo Puig, para decirnos que ningún imputado en presuntos casos de corrupción estará en las candidaturas del PSPV. Incluso se vino arriba y llegó a decir que aunque esos candidatos «sospechosos» hayan sido ratificados por las asambleas locales serían «fulminados». Ya veremos si al final el calentón que tuvo en la sede de la calle Hospital no se lo tiene que tragar hirviendo y abrasarse la garganta.

ximo puix

Tengo este partido y si no, tengo otro; y quién sabe si también tiene otros principios

Si quieres conocer la definición exacta de ‘vivir en la contradicción’ solo tienes que pinchar sobre la imagen y verás cómo es verdad que vale más que mil palabras. Y mira que si hay algo en este mundo que a mí me gusta es precisamente las palabras, si bien aquí sobran.

Pepa Ferrando anuncia partido nuevo

Guerra de altas y bajas en el PP de Orihuela (Cap. 934.562.245)… Y así hasta el infinito y más allá

El programa de hace dos semanas en Canal Vega Televisión ‘En Caliente’ también sirvió para desmontar la falacia de las altas y bajas de militantes en el PP oriolano. Desde luego el procedimiento no ha sido nunca muy riguroso, aunque sí gratuito, lo que sin duda ha contribuido a que se cometieran desmanes. Que ha sido un desastre lo demuestra el todavía edil del grupo popular José Antonio Aniorte ‘El Botas’, ya expulsado del partido por la dirección. Tiene razón este histórico concejal cuando dice que siempre dice la verdad, y como él mismo reconoció la dice «aunque me perjudique». Y volvió a perjudicarse. Su bonhomía es incluso más grande que su atrevimiento.

sonriendo yo

El edil de Bigastro Aurelio Murcia demuestra en directo para qué sirve ‘la poca vergüenza’

El campeón de la desfachatez. El líder de la poca vergüenza. El adalid de la ‘caradura’, Aurelio Murcia, concejal independiente de Bigastro se asomó a un programa de televisión en directo en la Vega Baja para confesar que sostuvo con su voto a una alcaldesa que no trabaja. De ella dijo que durante dos años le dio su apoyo y cobró un sueldo como único modo de que él pudiera gobernar y hasta aprobar proyectos urbanísticos, que es lo que a él le pone. Eso y escupir hacia arriba en un intento permanente de intentar convencer a la gente de que todos somos iguales. En fin, te pongo el vídeo y juzgas tú mism@. Y yo que no podía salir de mi asombro escuchándole
(PINCHA LA IMAGEN Y VERÁS QUÉ AVENTURA)

Extrañado

Ana Mas… ni menos

La temperatura sube en el PSOE oriolano

Ana Mas recibe la felicitación del secretario general Carlos Bernabé, con Antonia Moreno y Paco Escudero al fondo. / Alberto Aragón

Ana Mas recibe la felicitación del secretario general Carlos Bernabé, mientras Antonia Moreno y Paco Escudero charlan al fondo. / Alberto Aragón

Si algo le gusta a Ana Mas son las letras, salvo que se hable de política, entonces le gustan las ciencias y cuanto más exactas mejor. Y en adelante conocerá las razones por las que digo esto. He dicho yo públicamente en la radio, en la tele y a todo aquel que me ha preguntado que, en mi opinión, Ana Mas no es la candidata idónea para batirse el cobre con un rival del PP del estilo, digamos, conocido hasta ahora. He matizado incluso que no es la candidata idónea para intentar llevarse la alcaldía a su sardina al menos por 3 razones: Continuar leyendo

Ponle a Fabra la cara roja

 

El cartel que el bipartito ha puesto en el solar cedido para el centro de salud del Rabaloche.

El cartel que el bipartito ha puesto en el solar cedido para el centro de salud del Rabaloche.

Recordarle al Consell que el solar para la construcción del centro de salud del Rabaloche se cedió en 2009 está bien, por dos razones. En primer lugar admite el recordatorio que el suelo fue entregado a la administración la pasada legislatura, ahora que estamos acabando esta; y segundo, el regalo se efectuó en el ecuador del gobierno de la popular Mónica Lorente. No ha servido de nada. Ahí sigue el terreno yermo, olvidado, muerto. Sembrado de hiebajos y seco, apenas salteado por unas catas arqueológicas que confirmaron su idoneidad para ponerle encima un ambulatorio que necesitan alrededor de 20.000 personas en Orihuela. Y así lleva más de una década. El cartel es además la constatación de que Orihuela acabará teniendo su muro de la vergüenza, porque el de las lamentaciones se ha caído de tanto llorarle encima. Continuar leyendo

Ni rastro del PP

Es una lástima que acabe así este cuento de princesas porque para este viaje no hacían falta esas facturas de Fitur. La nueva imputación de la presidenta del PP oriolano, Pepa Ferrando, en el caso de los pagos de casi 6 millones de euros en facturas con reparos a Fenoll, entre otros, han sido, en mi opinión, el gancho que le faltaba la concejal del popular para ponerle el ojo a la birulé y dejarla noqueada y besando la lona. Eso y que los que fueron sus técnicos en Turismo durante su mandato se hayan puesto de perfil ante la juez para confesar que las decisiones de sus departamentos las tomaba la concejala y que ellos solo hacían un trabajo rutinario; de hecho, hasta el empresario adjudicatario de los contratos ha dejado con el culo al aire a la presidenta del PP oriolano, según publica El País, al decirle a la magistrada que la lideresa se ocupaba personalmente de todos los asuntos de su competencia. Se trata sin duda de un durísimo golpe que la tiene, ahora sí, contra las cuerdas, y ella es consciente de sus consecuencias. Pepa sabe de lo que va esta película y tiene claro que se le ha vaciado el cargador y que no hay más pólvora; ahora solo puede mirar al cielo y pedir que quede una bala en la recámara, y sobre todo debe andar rogando por no tener que dedicar dicha ‘bala’ para el autoconsumo. Su crédito político hacia adentro del PP se ha terminado. Se acabó. Finito. Arrivederci. Bye bye o con la música a otra parte. Y si alguien no me cree que le pregunte a Isabel Bonig, la coordinadora del PP, ‘Isabel II’ para los populares.
Continuar leyendo