Ni rastro del PP

Es una lástima que acabe así este cuento de princesas porque para este viaje no hacían falta esas facturas de Fitur. La nueva imputación de la presidenta del PP oriolano, Pepa Ferrando, en el caso de los pagos de casi 6 millones de euros en facturas con reparos a Fenoll, entre otros, han sido, en mi opinión, el gancho que le faltaba la concejal del popular para ponerle el ojo a la birulé y dejarla noqueada y besando la lona. Eso y que los que fueron sus técnicos en Turismo durante su mandato se hayan puesto de perfil ante la juez para confesar que las decisiones de sus departamentos las tomaba la concejala y que ellos solo hacían un trabajo rutinario; de hecho, hasta el empresario adjudicatario de los contratos ha dejado con el culo al aire a la presidenta del PP oriolano, según publica El País, al decirle a la magistrada que la lideresa se ocupaba personalmente de todos los asuntos de su competencia. Se trata sin duda de un durísimo golpe que la tiene, ahora sí, contra las cuerdas, y ella es consciente de sus consecuencias. Pepa sabe de lo que va esta película y tiene claro que se le ha vaciado el cargador y que no hay más pólvora; ahora solo puede mirar al cielo y pedir que quede una bala en la recámara, y sobre todo debe andar rogando por no tener que dedicar dicha ‘bala’ para el autoconsumo. Su crédito político hacia adentro del PP se ha terminado. Se acabó. Finito. Arrivederci. Bye bye o con la música a otra parte. Y si alguien no me cree que le pregunte a Isabel Bonig, la coordinadora del PP, ‘Isabel II’ para los populares.
Continuar leyendo

Anuncios

Isabel I de Fabra y última de la Vall d’Uixò

ISABEL BONIG 07

Isabel Bonig, con Felix Cerdán y otros empresarios y políticos en vestíbulo del Hotel Tudemir el pasado 10 de junio. / FOTO: Alberto Aragón

Cuando el otro día se dio un garbeo por Orihuela la ‘virreina’ del Consell y del PP, Isabel Bonig, que para eso es portavoz del primero y secretaria general del segundo, así como consellera de Infraestructuras de la Generalitat -hay quien dice que su tarjeta de visita la entrega encuadernada a canutillo y te entrega con ella un troley de esos con ruedas de tantos cargos que acumula-, no llegó solo a enseñar pedigrí. No. Nos han intentado ‘vender’ a precio de saldo, desde la Cámara de Comercio, que el viaje de la consellera fue para hablar en Orihuela de lo bien que se peina Fabra o hasta de un nuevo plan hidrológico internacional si hace falta. Puede haber incluso hasta quien se crea que se metió ente pecho y espalda casi 600 kilómetros para decirle a un grupo de empresarios de la Vega Baja que tiene intención de retomar los proyectos de la CV-91 y de la CV-95, o que la desalinizadora que hizo Zapatero en Torrevieja va provocar el cierre de las centenarias salinas o el Cabeço de la Sal en Pinoso. Pero ‘nanai’, no se lo tragó nadie.

Continuar leyendo

Cámara de Comercio y Ayuntamiento, a un paso de la ‘quiebra’ institucional

ANÁLISIS

El alcalde cree que la entidad cumple «ordenes» del PP local y autonómico al no invitarle a los actos oficiales

La consellera y secretaria general del PP, Isabel Bonig, con el presidente de la Cámara de Comercio, Félix Cerdán junto a otros miembros de la directiva de la institución. / FOTO: A. ARAGÓN

La consellera y secretaria general del PP, Isabel Bonig, con el presidente de la Cámara de Comercio, Félix Cerdán junto a otros miembros de la directiva de la institución, el diputado Ballester y el alcalde de Algorfa, ambos del PP. / FOTO: A. ARAGÓN

El alcalde de Orihuela, Monserrate Guillén, no desmiente que las relaciones estén prácticamente rotas entre el Ayuntamiento de Orihuela y la Cámara de Comercio. Y tampoco se aparta el regidor a la hora de ofrecer información en este sentido. Al contrario se muestra francamente molesto. El que suscribe ha podido confirmar la tensión existente hasta casi la quiebra de cualquier atisbo de sintonía entre ambas instituciones.
Guillén ha hablado incluso en los últimos días con el presidente de la entidad cameral, Félix Cerdán, si bien la conversación transcurrió con escasa cordialidad y entre reproches de deslealtad. e incluso concluyó sin intención de quedar este fin de semana a tomar algo; ni el próximo. La tensión entre ambos dirigentes llega tras el pulso de poder que mantuvieron a cuenta la representatividad que ostentan. Sospecha el gobierno local que este vacío que la Cámara ha hecho al Ayuntamiento en las visitas de los consellers de Economía Máximo Buch y de Infraestructuras, Isabel Bonig es cumplimiento estricto de órdenes dictadas desde el Partido Popular autonómico, aunque acusan a las responsables locales del PP de propiciar esta actitud de enfrentamiento entre administraciones. Tampoco se ruboriza el Consistorio a la hora de cuestionar el servilismo, dicen, que tradicionalmente la entidad muestra hacia todo lo que tiene que ver con los populares, sea de tono local, provincial o autonómico.
Continuar leyendo